magdalenas de cacahuete

domingo, 26 de septiembre de 2010

Ya “anuncié” en la entrada anterior que había hecho unas magdalenas estupendas, y que las pondría pronto para olvidarme del helado de vainilla. Son éstas, magdalenas de cacahuete. En realidad, en la receta van glaseadas, yo no las he glaseado porque me ha parecido un poco empalagoso. De todas maneras, copio también la cobertura, por si alguien quiere probar.



IMG_4032
IMG_4035
IMG_4030 



magdalenas
50 gr. de mantequilla reblandecida
225 gr. de azúcar moreno (yo puse la mitad)
115 gr. de crema de cacahuete suave (suena muy americano, pero tienen en Mercadona, Carrefour, etc)
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
225 gr. de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
100 ml de leche


cobertura
200 gr. de queso crema
25 gr. de mantequilla reblandecida
225 gr de azúcar glas

Precalienta el horno a 180º. Coloca en un bol la mantequilla, el azúcar y la crema de cacahuete y bátelo todo hasta que quede bien mezclado. Agrega los huevos de manera gradual, batiendo, y añade la vainilla.

Tamiza en otro bol la harina y la levadura , y ve mezclándolo con lo anterior, alternándolo con la leche.

Vierte la mezcla en moldes de papel con la ayuda de una cuchara, (pues queda algo espesa la masa) y, si no les vas a poner cobertura, espolvorea un poco de azúcar moreno encima de cada una. Cuece las magdalenas en el horno unos 25 minutos, hasta que hayan subido y estén bien doradas. Pásalas a una rejilla y déjalas enfriar.

Para quien se atreva con el glaseado:
Pon el queso y la mantequilla en un cuenco grande y bátelos hasta obtener una mezcla homogénea. Tamiza por encima el azúcar glass y sigue batiendo para mezclar.

Una vez frías las magdalenas, cúbrelas con el glaseado y mételas en el frigorífico hasta el momento de servirlas.

Quedan muy tiernas y muy ricas y duran varios días así. Bueno, ¡que pases una buena semana!

helado de vainilla

miércoles, 22 de septiembre de 2010


Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Septiembre nos invita a preparar un Helado Casero.
 
Esta entrada la publico porque es la propuesta mensual del Círculo Whole Kitchen y, ya que me he puesto, pues la publico, pero no se puede decir que he tenido mucho éxito.
La verdad es que llevo un par de semanas con muchos “jaleos domésticos”, y tengo que reorganizarme para ver si otra vez vuelve todo a ser rutinario y puedo entonces quejarme de la rutina ¡lo estoy deseando! Por eso ahora estoy visitando menos blogs pero prometo ponerme al día…
Cuando vi la receta de este mes, helado de vainilla, pensé que sería fácil y, como nunca había preparado helado, me hizo gracia intentarlo. Eso, intentarlo, porque todo han sido problemas, se me cortaba todo el rato, no espesaban las natillas, se congeló y no había forma de batirlo… bueno, que acabé un poco hartita del helado de vainilla!!!
Le he añadido conguitos y lo que hoy hemos tomado de postre ha sido una especie de natillas con conguitos, no estaban mal…

HELADO DE VAINILLA DOBLE DE TAHITÍ
Ingredientes:
  • 1 vaina de vainilla, preferiblemente de Tahití
  • 720 ml. de nata líquida
  • 240 ml. de leche
  • 175 gr. de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cdta. de extracto de vainilla de Tahití
  • una pizca de sal.

Preparación:
Con la punta de un cuchillo, cortamos longitudinalmente la vaina de vainilla por la mitad, y raspamos las semillas negras. Reservamos.
En un cazo añadimos la nata, la leche, las semillas y las vainas que hemos cortado, la cocemos a fuego medio hasta que empiece a hervir, momento en el cual la retiramos. Lo tapamos y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos.
Pasado este tiempo, añadimos el azúcar y la sal. Ponemos nuevamente a fuego medio y removemos de vez en cuando hasta que veamos que el azúcar está disuelto, aproximadamente unos 5 minutos. Retiramos Dejamos entibiar. Retiramos las vainas.
Batimos las yemas de huevo en un bol mediano y sobre estos vamos añadiendo gradualmente la mezcla. Batimos hasta integrar. Ponemos nuevamente la mezcla en el cazo y dejamos cocer a fuego medio-bajo hasta que la mezcla espese y adquiera una consistencia parecida al de la natilla (pero sin que llegue a hervir, sino el huevo se cortará).
Dejamos enfriar a temperatura ambiente y luego lo refrigeramos hasta que la crema esté muy fría un mínimo de 4 horas y un máximo de 2 días. Lo sacamos y añadimos el extracto de vainilla, y volvemos a remover hasta integrarla.
  1. Vertimos la mezcla en el recipiente de la heladera y seguimos las instrucciones del fabricante, lo congelamos y lo dejamos enfriar hasta que podamos hacer bolas, unas 3 horas mínimo.
  2. Si no tenemos heladera pondremos la mezcla un recipiente apto para el congelador (lo ideal es uno de acero inoxidable, ya que el metal acelera el proceso de congelación) y lo dejamos una hora aproximadamente. Pasado este tiempo, lo sacamos del congelador, (ya habrá congelado ligeramente sobre todo por los bordes), y con unas varillas o un batidor eléctrico, batimos enérgicamente para romper los hielos que se hayan formado, lo introducimos nuevamente en el congelador y volemos a repetir esta operación cada 40 minutas 3 o 4 veces más o hasta que veamos que tiene una textura cremosa.

Si deseamos podemos añadirle frutos secos, fruta fresca, chisp de chocolate, cookies, o cualquier otro ingrediente que nos guste, ya que el helado de vainilla es la base de muchos otros sabores.
  • Sí queremos hacerlo de chocolate, solo tendremos que eliminar la vaina de vainilla y añadir 5 cdas de cacao en polvo a la mezcla y calentar, antes de añadir los huevos.



Y ésta es la criatura:

 IMG_4016


PDT.- Acabo de hacer unas magdalenas, que pondré en breve, que compensan este pequeño fracaso con sabor a vainilla…










cuajada de coco

domingo, 5 de septiembre de 2010



  IMG_3958IMG_3959 
  IMG_3964IMG_3962 
 IMG_3963IMG_3955




Hasta hace poco  nunca había usado los sobres de cuajada que venden en los supermercados, pero a medida que fui mirando blogs de cocina me llamó la atención que se usan muy a menudo y la verdad es que el resultado es buenísimo y dan pie a muchas “variantes”.  Esta vez los he usado con coco, no es que me haya inventado la receta, viene en el Telva de este mes, pero el coco se puede sustituir por cualquier otra cosa.

Necesitas:

1/2 litro (2 vasos de agua) de leche de coco
100gr (1 taza de café) de azúcar
1 sobre para cuajada
Yo le añadí también coco rallado, le da más sabor y me gusta la textura, parece como “más de coco”

Calienta la leche de coco y el azúcar hasta que se disuelva. Añade el coco rallado.
Añade el sobre de cuajada cuécelo 2 minutos aproximadamente.
Rellena vasos y déjalo cuajar en frío.

Yo lo hice así tal cual pero creo que debería haber reservado algo de leche de coco para disolver la cuajada y entonces añadirla así al resto, porque se formaron algunos grumos.
Está buenísimo como cuajada fresca pero también así, templadito, yo me tomé un vasito,  no pude esperar (esto me pasa a menudo), y estaba deliciosa.



IMG_3965 


Que tengas una buena semana.
Se ha producido un error en este gadget.