domingo, 29 de agosto de 2010

stromboli con salami, mozzarella y albahaca

 

 

 

De vuelta de vacaciones…IMG_3967

 

¡Hola!! Ya estoy de vuelta. Bueno,ya hace una semana, pero hasta ahora  me he estado “adaptando” un poco al trabajo, a Barcelona y todo eso… Ya sé que exagero, no es para tanto, ánimo a todos los que empiezan esta semana.

 

Me he tomado un buen descanso en lo que al blog se refiere, tengo que decir que ni siquiera os he visitado porque no me he llevado el ordenador, así que ahora tengo que ponerme al día de todas vuestras novedades, en cuanto acabe esta entrada empiezo las visitas, ya echaba de menos todo ésto!

 

La primera receta de esta temporada, es un pan italiano que queda muy bueno, es muy vistoso y lo puedes rellenar de lo que tengas a mano. No lo había hecho nunca y lo he preparado como la receta que tengo, con salami, queso mozzarella, pimiento y albahaca.

 

Sale bastante cantidad, yo he congelado la mitad y supongo que metiéndolo un poco en el horno a la hora de servirlo, quedará igualmente bueno.

 

 

IMG_3981 

 IMG_3984

 

 

stromboli con salami, pimiento y queso

 

masa:

500 gr de harina de fuerza tamizada

1 sobre de levadura seca de panadería

2 cucharaditas de sal

3 cucharadas de aceite de oliva

350 ml de agua templada

 

relleno:

salami en lonchas finas

mozzarella picada

hojas de albahaca

pimiento rojos asados en tiras

pimienta negra (mejor si es recién molida)

 

Mezcla la harina, la levadura y 1 1/2 cucharadita de sal. Añade el aceite y ve añadiendo también el agua hasta que se forme una masa suave. Trabaja la masa unos diez minutos, tápala y déjala en reposo una hora o hasta que haya duplicado el volumen.

Vuelve  a trabajar la masa un poco y déjala en reposo otros diez minutos.

Extiéndela formando un rectángulo.

Precalienta el horno  a 200 º.

Distribuye el salami sobre la masa, pon encima la mozzarella, las hojas de albahaca y el pimiento. Sazona con la pimienta negra.

Enrolla la masa, empezando por el lado largo, y cierra los extremos. Vuélvela a tapar hasta que repose otros diez minutos.

Pínchalo varias veces por encima y úntalo con aceite y con el resto de la sal que no has utilizado.

Cuécelo en el horno una media hora, o hasta que esté firme y dorado. Déjalo enfriar sobre una rejilla.

Es mejor tomarlo templado, recién hecho. A la hora de servir, corta rebanadas gruesas.

 

 

IMG_3992

 

 

 

 

Vale, se han acabado las vacaciones, pero quedan muchos días de buen tiempo por delante para hacer turismo, aunque sea “cercano”… ¡feliz semana!

 

 

 IMG_3870

Se ha producido un error en este gadget.